No suelo opinar de los libros de temática erótica que me leo pero en el caso de esta trilogía, creo que merece una mención a diferentes aspectos.

A pesar de que la temática de los libros pueda ser erótica, yo entiendo los libros como un canto a la libertad personal, al autodescubrimiento y a la ruptura de las cadenas que nos impone la sociedad.

Tenemos que dar las gracias a Noemí por hablar de sexo de una manera realista y sin adornos, porque ya era hora de que esto pasara.

Si estás harta de leer libros de erótica llenos de estereotipos, con orgasmos inmediatos y cuerpos perfectos, estos libros te llevarán a otro nivel. Y es que nos gusta identificarnos con las cosas que pasan en la realidad.

Voy a citar los aspectos que me más me han gustado de los libros.

El valor del autoconocimiento y de la amistad

Es fundamental enfrentarse a los problemas y a las dificultades, mirarlas de frente y tomar decisiones (aunque sean difíciles), para salir de las situaciones donde no queremos estar.

Se habla de la dificultad para encontrar amistades y de la dificultad para conectar con otras personas, de los momentos de soledad y de muchas sensaciones que probablemente todas las personas hemos tenido en algún momento.

Habla de lealtad y deslealtad y del valor del perdón.

El cuerpo tal cual es

Esto es lo que más me ha gustado sin duda. Habla de cuerpos normales, con sus pliegues, con sus estrías, con las sonrisas no perfectas, con tetas caídas y con diferentes tamaños. Todos los cuerpos nos pueden proporcionar placer y ser perfectamente deseables.

Habla del olor corporal de las axilas y de los pies y habla de los pelos en los genitales, en definitiva, habla de cuerpos como los que todas las personas

tenemos y que el derecho a la depilación no sea una obligación. Mujeres del mundo: igual se puede tener sexo sin depilarse la vulva!

También hay un capítulo donde aparece el sexo con la menstruación y la naturalidad de la sangre menstrual. Noemí, GRACIAS POR ESTO. Además, hay otros capítulos donde explica cómo conocer mejor nuestro ciclo menstrual y la conveniencia de usar métodos más ecológicos y sostenibles.

Relativización del orgasmo

Esta es la segunda parte que más me ha gustado. Habla de que no siempre tenemos orgasmo en las primeras experiencias. Habla de que los hombres pueden llegar a no correrse y NO PASA NADA; nosotras no somos las culpables. Habla de que hay mujeres que no son multiorgásmicas y disfrutan de su sexualidad de lo lindo.

También se comenta que cuando tenemos una primera experiencia sexual con alguien nuevo, el sexo no suele ser espectacular como muchas personas creen. Nos permite reflexionar para ajustar la expectativa que a veces muchas personas se hacen sobre estas primeras experiencias.

Personas del mundo: los primeros polvos no siempre son para tirar cohetes! La confianza, el conocimiento mutuo y la conexión con el otro u otros, hace que la sexualidad mejore.

Infecciones de Transmisión Sexual

En un capítulo hace mención al VPH y explica brevemente cómo puede contraerse y da un poco de información sobre lo que es. La autora nos anima a hacernos revisiones periódicas y a tomar conciencia de disfrutar del sexo con seguridad.

Relaciones no monógamas

Otro de los aspectos centrales de los libros es mostrarnos diferentes modelos de relaciones personales afectivo-sexuales. Nos explica en qué consisten las relaciones abiertas y en qué NO CONSISTEN estas relaciones.

Nos da información de ser libres para decidir cómo queremos vivir nuestra afectividad y aprender a gestionar nuestras emociones.

La bisexualidad o el derecho a no ponernos una etiqueta es otro aspecto fundamental en los libros. Derecho a ser libres.

Mujeres que disfrutan del sexo

Nuevamente Noemí, GRACIAS POR ESTO, porque desgraciadamente sigue habiendo mucha falta que alguien hable de que las mujeres deseamos, decidimos, iniciamos, jugamos, nos excitamos y dirigimos nuestra sexualidad como nos apetece. Si queremos tener muchas parejas sexuales, está muy bien; y si queremos tener pocas, también está muy bien. ESPERO QUE MUCHAS PERSONAS SE LIBEREN CON ESTO.

Gracias por darle un nuevo tinte a la palabra Zorra, que durante mucho tiempo ha estado detrás de nosotras de una manera despectiva.

Para terminar, mi punto de vista es que ningún libro se entiende sin los otros dos, es decir, forman una historia clara de principio a fin, que se queda inacabada si no lees los tres libros.

Con estas lecturas, yo también espero que cada vez haya más personas zorras, malas y sobre todo, libres.

Gemma Sánchez